UN PAR DE PASOS

Nada más levantarse llena un vaso con la leche recién sacada de la nevera, lo bebe de un trago y corre a limpiar todos los exabruptos, reproches e insultos que ha vomitado su marido durante la noche. No quiere que los niños tropiecen con ellos, tampoco que se manchen. Luego les prepara el desayuno, ayuda al más pequeño a terminar de asearse, comprueba las mochilas, el almuerzo, no olvides el chándal, Desi, que hoy tienes entrenamiento, y los lleva al colegio. Espera hasta que entran, a veces alguno se gira y le lanza un beso, suspira y se va al mercado dispuesta a estirar las monedas que él le ha dejado en el cenicero. Y así todas las mañanas. Cada día. De lunes a viernes. Bueno, excepto un par de meses en verano. Pero hoy, no sabe por qué, se encuentra con una tienda nueva camino del mercado. Nunca antes la había visto, como siempre voy mirando al suelo, se dice a sí misma sin mover los labios. Le llama tanto la atención que se acerca al escaparate y mira. Mira largo y tendido. Lo mira de arriba abajo, de izquierda a derecha. Es todo muy hermoso, se atreve a pensar. Y sin darse cuenta, entra. El sonido de unas campanillas la recibe cuando abre la puerta. Sale al cabo de un rato grande cargada de paquetes, ruborizada, hasta casi parece contenta.

Nada más llegar a casa vacía los armarios. Arroja por la ventana el miedo, la angustia, la tristeza y un par de ilusiones cubiertas de moho que se habían quedado olvidadas colgando de una percha. Y en la maleta, que solo usó en su viaje de novios, mete todas las posesiones de su marido, poniendo especial cuidado en quedarse ella fuera. Después, con todo ya limpio y ventilado, desenvuelve los paquetes muy lentamente y se calza con mucho mimo la esperanza y la confianza adquiridas tan solo unas horas antes. Se mira al espejo. Le favorecen. ¡Si hasta parece más alta!, se asombra. Da un par de pasos. Casi tropieza. Tendrá que practicar duro para caminar con ellas sin tambalearse. Lo sabe. Pero por primera vez en mucho tiempo sonríe con todo el cuerpo.

Finalista en el V Concurso de Relatos Cortos sobre violencia de género.
Fundación Luz Casanova, Escuela de escritores y Libros.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

26 ideas sobre “UN PAR DE PASOS”

A %d blogueros les gusta esto: