TIERNA INFANCIA

Era el mejor de los tiempos, cuando ser feliz consistía en chapotear en el estanque en verano y jugar al monopoly en las frías tardes de invierno. Hasta aquel fatídico día en que me entretuve demasiado haciendo negocios en Cea Bermúdez y mis hermanos se cansaron de esperarme y guardaron el juego conmigo dentro. Al principio no me importó, el silencio era agradable y tenía casas de sobra para vivir. Pero con los años empiezo a aburrirme, la verdad. Madrid es muy bonito, pero me gustaría conocer, aunque sea Cuenca, antes de morirme.

Primer premio en la XI Microquedada. Madrid 2024

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

16 ideas sobre “TIERNA INFANCIA”