HÉROES DE PELÍCULA

Está muy cansada y es tarde, pero todavía tiene que lavarle el traje a Superman. La capa se arruga como un fuelle y tendrá que darse prisa en plancharla para que él no la vea así. Le ha repetido una y mil veces que tenga cuidado, que ese traje es de la mejor calidad y que si se arruga es porque todo lo hace mal. Ella no le dice que, aunque lo lava a mano con agua fría y jabón para prendas delicadas, el traje se deshilacha y deja el agua de un rojo pardo como el de las cerezas podridas, no quiere que vuelva a enfadarse. Últimamente se enfada por todo. El trabajo no va bien, o eso le comenta las pocas veces que se dirige a ella. Quizá por eso se pasa el día tumbado en el sofá hablando por teléfono con sus amigos. Es agotador estar todo el día ayudando a los demás, les explica con todo lujo de detalles. Ella asiente apenada cuando le oye contarles lo fastidioso que resulta tener que cambiarse en un portal desde que no existen las cabinas. Que se lo digan a ella que ya no puede llamar a su familia sin que él se entere, está a punto de decir; sin embargo, calla, se seca las lágrimas con la punta del delantal y enchufa la plancha.

Y ahora es cuando a mí me entran unas ganas inmensas de apagar la tele, pero esto no es el guion de una película.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

23 ideas sobre “HÉROES DE PELÍCULA”

A %d blogueros les gusta esto: