CATÁSTROFE VERBAL

En las inmediaciones de Vetusta se ha estrellado un avión de papel que había despegado tan solo unos minutos antes de la Región Neuroimaginativa de una joven ilusa. El impacto ha sido tan brutal que todas las palabras que iban a bordo han quedado diseminadas en un radio de tres kilómetros. No hay supervivientes. Entre los restos se han podido identificar cuatro fragmentos mínimos sin significado, un par de morfemas de género y lo que parece la familia de participios venidos del pasado de un verbo de la primera conjugación, aunque no se puede precisar con seguridad ya que la mayoría de las víctimas están hechas un gurruño de tinta que las hace totalmente ilegibles. Hasta el lugar del siniestro se han desplazado afamados personajes literarios para intentar esclarecer las causas del accidente. Las primeras hipótesis apuntan a un fallo en el ritmo narrativo causado por la impericia de la escritora. No obstante, tendremos que esperar a que expertos estilistas realicen el análisis morfosintáctico de la caja negra y nos revelen sus conclusiones.

Finalista en el VII Concurso de microrrelatos ELACT «LOLA FERNÁNDEZ MORENO». Cartagena (Murcia)

Otros microrrelatos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 ideas sobre “CATÁSTROFE VERBAL”

A %d blogueros les gusta esto: