PLANES DE FUTURO

No puedo dejar de mirar mi trocito de cielo. Es una monada, con sus nubes blanditas y relucientes, un armario ignífugo para los rayos con el cajón de abajo insonorizado lleno de truenos, su centralita para pedir estrellas personalizadas a domicilio, más caras las noches de luna llena, y de portero, un ángel de la guarda con más de diez años de experiencia .

En cuanto San Pedro me entregue las llaves, me muero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

6 ideas sobre “PLANES DE FUTURO”

A %d blogueros les gusta esto: