Pequeños relatos para grandes historias

SECRETO INCONFESABLE

Mi madre se ha enfadado mucho conmigo cuando, angustiada, paré en seco la lavadora esta mañana. Rápidamente saqué las sábanas y, todavía mojadas, las extendí con mimo y cuidado sobre mi cama.

Antes prefiero sus gritos llamándome loca y descerebrada que confesarle que hace meses que duermo con un fantasma.

Publicado en el libro «El mundo en 50 palabras». www.cincuentapalabras.com

Dedicado a Marisa, la gran Jefa de la Tribu. Y mi Amiga.

Otras historias minúsculas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: