EL ÚLTIMO MAESTRO

Don Julián era un hombre flaco como un lápiz y tan alto que parecía que podía tocar la luna con tan solo ponerse de puntillas y alzar el brazo lo que le obligaba a andar desgarbado ya que tenía que hacer auténticos esfuerzos para mantener el equilibrio.

MAL INVENTO

Fue al ver los desechos de la industria que hay cerca de casa. Me quedé mirándolos embobado y ya no pude pensar en otra cosa. Sería algo nuevo, lo nunca visto, y Ella se fijaría al fin en mí.

INVIERNO

La pequeña de la casa cumple años y la fiesta resulta un éxito. Después de dar buena cuenta de los bocadillos y la tarta, la veintena de niños se sientan alrededor del abuelo y escuchan sus historias ensimismados.

RELACIONES SINTÁCTICAS

Érase una frase impersonal que, lejos de subordinarse a normas gramaticales, se citó con un sujeto al que le gustaba predicar con el ejemplo. Se enamoraron en el primer acto y se fueron a vivir juntos a un soneto,

PENA DE MUERTE

Como es natural, me declaré inocente, pero la parte contraria alegó que las pruebas obraban en mi contra y me condenaron sin que mi abogado, un tipo abstruso al que contraté por ser el más asequible, hiciera nada por evitarlo.

INTERNO

Vacía el tubo de óleo azul sobre la paleta y vuelve a dejarlo en la caja, en el mismo lugar que ocupaba unos segundos antes, cuando estaba lleno. Ladea el cuerpo para eludir el lienzo, que le impide tener una visión completa de la pared de la habitación; entrecierra los […]