ÚLTIMA FUNCIÓN

El espectáculo es un éxito. Un día más los payasos hacen reír al público a carcajadas con esos golpes tontos que se dan y que les dejan moretones ocultos bajo sus capas de maquillaje. La equilibrista disimula su cojera caminando con una sola pierna sobre la cuerda floja; mientras, en la destartalada caravana, el domador de leones reza con los puños apretados y los ojos elevados al cielo.

Llega el turno del mago. Entre aplausos se dirige con aplomo al centro de la pista. Sólo él sabe que hoy, de su raída chistera, no sacará ningún conejo.

Finalista I Certame de micro-relatos do Gato Neghro

Más microrrelatos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: