LA PRIMERA

En cuanto ve a la serpiente asomar entre la maleza, Adán lanza un alarido y echa a correr como alma que lleva el diablo. Eva baja del árbol con las carcajadas todavía colgándole de la boca y de premio le da al animal una manzana que deglute en un santiamén. Se quita una pequeña astilla de la planta del pie y decide tumbarse un rato a descansar. Ya inventará el fuego más tarde, piensa, no quiere que se le vuelva a abrir la herida que tiene en el costado.

Publicado en el libro recopilatorio del III Concurso de microrrelatos Círculo Creativo. Burgos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

28 ideas sobre “LA PRIMERA”

A %d blogueros les gusta esto: