POR MI BIEN

Todavía recuerdo cuando en casa compraron una televisión en color. Yo acababa de cumplir los 15 y mis padres se reconciliaban por enésima vez. Al instante me cautivó el verde húmedo de los árboles. Y el sol amarillo y los labios rojos y la tierra marrón. Parecía magia. Las semanas siguientes las pasé sin moverme del sofá. Apenas comía, no estudiaba ni salía de casa. Incluso mis padres dejaron de discutir para intentar convencerme de que todo era mentira, pero yo lo único que deseaba era quedarme allí sentada para que el color de las historias me atrapase. Hasta que la tiraron. Por mi bien, dijeron. Al principio fue horrible, aunque muy lentamente conseguí adaptarme de nuevo al blanco y negro y continuar como si nada. Bueno, como si nada, no. A veces me tumbo sobre la hierba, miro al cielo e imagino que es azul.

Tercer finalista en el II Concurso de Microrrelatos “LA RADIO EN COLECTIVO/VALENCIA ESCRIBE“.

Más microrrelatos

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: