HERMANAS DE SANGRE

Las besa con suma conciencia para no equivocarse. Las chicas no se parecen en nada, ni siquiera parecen hermanas, pero qué más da. Ellas están convencidas de que son gemelas y de que el hombre que tienen atado a la cama es su padre. Y él ya ha aprendido que es mejor no llevarles la contraria.

Finalista en la IX Edición de relatos en cadena. Semana 11. Escuela de escritores. Cadena Ser.

Otros microrrelatos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: