ENREDADOS

Cansados de representar lo que ya no éramos y de confundir la rutina con el derecho consuetudinario, decidimos divorciarnos civilizadamente. Ella tuvo el detalle de quedarse con el ficus y me cedió a mí el cactus, que apenas hay que regarlo. Tampoco tuvo reparo en romper las fotos en las que salgo desfavorecido ni en quemar la poesía con rima estridente que escribí una noche sin luna. A cambio yo le devolví su calcetín de Papá Noel con un regalo todavía dentro, la colección de vinilos y las llaves de la moto. Sin embargo, al final tendremos que ir a juicio: no nos ponemos de acuerdo en quién será el primero en subir la noticia a las redes sociales.

Finalista en el X Certamen Literario CANYADA D’ART. Valencia

Otros microrrelatos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

10 ideas sobre “ENREDADOS”

A %d blogueros les gusta esto: